¿Sección femenina?

La Sección femenina de la Falange Española publicó en 1953 la Guía de la “Buena Esposa”, parece humor negro, pero la realidad es que fueron normas establecidas durante un largo período de tiempo. ¿Qué habría pasado si la sección hubiese sido “feminista” más bien?     guía de la libertad si quieres   quiérete se como te salga del coño tu casa es tuya paraíso
tú decisión
gritafeliz  escúchate tu piel
quéjate

Anuncios

¿Feminista yo? Lo intento

 mafaldaQué duro es querer ser feminista…y digo querer serlo porque a veces yo mima pongo en duda si lo soy. Todo este mundo de los géneros, las identidades…está cargado de tantas imposiciones que ni siquiera queriéndolo creo que pueden llegar a superarse fácilmente.

   Tod@ el que las conozca, sabrá que una vez que te pones las gafas violetas, no te las puedes quitar, y que es, desde ese preciso momento, cuando tu criterio empieza a tomar forma, te sientes segura de lo que piensas, de lo que pones en duda, por lo que luchas, y sobre todo, te llenas de sabiduría, así que te pones manos a la obra y empiezas a luchar. Lo cierto es que te dan ganas de comerte el mundo…pero a la vez empiezas a darte cuenta de la resistencia de l@s que te rodean, comienzas a sentir que se cansan de que lo cuestiones todo, y de que a todo le “saques puntilla”, tanto es así que a veces piensas que empiezas a desgartarte tú con ell@s.

Y entonces empiezas a caer en la cuenta de dos cosas, la primera es, que existe tal adopción e integración del androcentrismo, que no hay nada que esté libre de él, todo está basado en eso, por lo que cada nueva cosa que se construya, cada idea, cada actitud, cada pensamiento se apoya en los mismos cimientos …y entonces te cabreas, no entiendes cómo todavía hay gente que rechaza tu actitud, que la cuestiona, que te vive con hastío, y sobre todo, cómo es posible que no lo vean y no quieran cambiarlo.

   Pero la peor parte es cuando te das cuenta de lo segundo, resulta que cuando vas considerando todo lo anterior, en lugar de aprovecharlo como fuente de motivación para cambiarlo y luchar, observas y reconoces que aunque así sea, es muy complicado no ponerse filtros, precisamente por todo lo anterior, te das cuenta de la necesidad de vivir, y no poder “sacar esa puntilla” a todo, de mirar hacia otro lado, y de repente te ves formando parte de algo que es contra lo que crees que estás luchando…y entonces lo reconoces, ahí está otra vez, formando parte de ti y de tus circunstancias… el falso confort, ahí está para recordarte, que es muy difícil, a pesar de quererlo, ser libre.