ORGASMOS

ORGASMOS

Estamos acostumbradas a escuchar que hay diferentes tipos de orgasmos, y nos pasamos la vida buscándolos. De hecho, en el mejor de los casos, nos conformamos con aceptar que la mayoría de nosotras, necesitamos estimular el glande del clítoris para llegar al clímax. Aun así, no dejo de escuchar a personas que se quedan “con el gusanillo” y siguen buscando el supuesto “orgasmo vaginal” como si les fuera la vida en ello.

“Yo soy clitoriana”, “Yo soy vaginal”, “Yo soy de las dos cosas”…así solemos describir nuestra sexualidad, cayendo en el gran error de genitalizar nuestras relaciones una vez más. Hemos erotizado tanto los genitales, que es lo único que se acepta como sexual.

Deberíamos darnos cuenta de que lo único que diferencia los orgasmos, es la forma de estimular el cerebro. Hay muchas formas de obtener placer, pero sólo está permitido erotizar algunas, en concreto, las que tienen que ver con el placer masculino, el resto no se considera sexualidad, o por lo menos no está aceptada.

Podemos erotizar cualquier parte del cuerpo hasta excitarnos, cualquier aroma, cualquier fantasía….se puede erotizar cualquier cosa hasta convertirlas en placeres, sólo hay que aprender a identificarlos y construirlos.

Anuncios